sábado, 31 de enero de 2015

.

hoy he llorado mis manos
las he visto sangrar ante tus ojos
las he visto romper en luz ante la línea fina de tu cuerpo
quién iba a pensar que
han abandonado este mundo para lucir sus espinas
tuve que cortar los ranchos de paja para
percibir poco a poco el grito auténtico de tu piel

piel que envuelve tu pasado
tu desnudar del alma y de la vestimenta atrevida y osada
ahora siénte
percibe mis neuronas
ávidas de tenerte junto a mí
ávidas de gritar
con fuerza desbordante

desde afuera del instante mismo
vengo
apaciguado
solemne

acarreando tu palabra para hacer mi nido frente al tuyo
a encontrarme con el silencio vacío
a encontrarme con que tú
eres lágrima también

.


.



.
.