viernes, 12 de septiembre de 2014

entre lobos y hienas

si sirve de abono para la desfachatez de los lobos
y de sustento para las hienas,
con lentes oscuros ante la luz del universo
derramaré lagrimas de sangre

que al final formarán ríos de fuego
para descubrir
el umbral del arco iris

enséñales que mis lagrimas son alimento
que arden en la hoguera de la utopía humana
que manifiesta abiertamente


que vivir es sinónimo de felicidad

domingo, 7 de septiembre de 2014

Breve carta al ser humano que es mi complemento y que juntos hicimos parir nuestra unidad filosófica

Todo se le puede perdonar a un ser humano, menos que esté enamorado y sea feliz. Ante mis impulsos alocados e inmaduros, debes llenarte de comprensión para saber indultar mis errores, errores cometidos como cualquier bestia marrullera.

Si sientes que husmeo y manoseo tu soma debes comprender que es parte de la experiencia hermosa que conlleva coexistir con un animal salvaje, con un licántropo que se revuelca en la tierra, placido, profesando el olor agradable que despiden tus melindrosas patas, claro que esto lo hago con el fin primordial de recibir a cambio una caricia ardiente que sosiegue mi voraz instinto.