lunes, 17 de junio de 2013

INSOMNIO


Hubo día que te soñé despierto y lo único que recuerdo fue haber escrito este poema, tú sabes como te esperé:

Esperé gota a gota
a que volvieras
—el grifo no perdonaba—,
y dejaba escuchar su mísera tonada
en la rabiosa noche,
reclamaba amor,
y sollozaba tu clara ausencia para soñar juntos,
esperaba que rompieras apasionada esa puerta y
te lanzaras contra mí para terminar con la gana que sentía,
para hacer tuyas mis ansias,
pero tu sombra no surgía para envolverme

Esperé gota a gota
a que volvieras ,
hasta que mis oídos se postraron ante el grifo y sus lánguidas notas

domingo, 9 de junio de 2013

LA MUERTE DE UNA PROSTITUTA



Ayer
te vi marchar por la avenida vacía,
con la lluvia entre tus pies,
cercenando la distancia
que habitábamos,
 las nubladas centellas se adueñaron de tus cabellos húmedos
ungiendo tu frente con misterios
y marcando tu sendero de regreso al mañana,
Ayer
el semejante destino selló su propio destino
te sedujo a prodigar  a la Filosofía
el pudor y la nostalgia,
y a la Física una secuela de prismas y espejos opacos,
todo a cambio de un instante de ojos
 nublados, entristecidos
como la sien del ancestral martirio
Ayer
me inventaste libre en tu aurora,
para seguir tus pasos lentos y heridos,
para arrojar en el que fue nuestro río
unas cuantas lágrimas de más.