viernes, 20 de diciembre de 2013

Agradezco las Palabras del Escritor español Manuel Pérez Recio (Nelo), para «Cuentos bajo el fuego»



Terminé de leer Cuentos bajo el fuego hace pocos días. Es un libro de relatos ameno, breve, en ocasiones muy breve, pero conciso y cargado de contenido, donde el autor camina con sutil elegancia por diversos caminos de la naturaleza humana, mostrando escenarios comunes pero situaciones la mayoría fantásticas.
Su contenido es de lo más variado, igual que la extensión de cada relato. Recomendable para esos instantes de soledad que nos regala un viaje en tren, un desvelo a medianoche o la espera de una tercera persona en un banco de un jardín.
Me gustó, especialmente, el cuento titulado El clavo, pues dentro de la normalidad aparente desemboca en un tremendo surrealismo. Igual que al protagonista le sucede con dicho objeto, todavía no he podido sacarme de la cabeza ese genial texto.
 Manuel Pérez Recio (Nelo)

jueves, 5 de septiembre de 2013

Palabras de Esther.

Este es un libro que me resulta caro al alma. Su autor y yo recorrimos senderos de escribidas y lecturas durante un par de años y, sin saberlo cuando nos conocimos, ya estaba viendo crecer el fuego que cobijaría estos cuentos. O viendo crecer los cuentos que alumbrarían el fuego. ¿Cuál sería la mejor definición?No lo sé.

Cuentos breves, incluso brevísimos. Minificción en su más pura acepción. Se pueden leer en un instante y, sin embargo, hay que leerlos con calma. O releerlo. Bajo la superficie se esconden múltiples interpretaciones.


Es un libro de puertas y ventanas que se abren, se cierran o espejan otras realidades. De tormentas y lluvias que caen sin cesar. De camas en las que refugiarse, encima, debajo, al costado, que esconden secretos, en las que los personajes a veces se acuestan y otras se levantan para encontrar mundos insospechados, o que, también, cierran la vida.

Es un libro que nos muestra quiénes somos en nuestros miedos, nuestras esperanzas, nuestras memorias. Las cosas más simples, un cenicero, un clavo, una calle, bastan para  desplegar un abanico de posibilidades.

Y es, también, un libro que habla de amores. Amores dulces y amargos, sensatos y trágicos. De los que sobreviven al tiempo y de los que anidamos en la culpa. Amores al otro (aunque sea diferente), a la vida, a la libertad. El amor, en estos cuentos, no se circunscribe, no se limita, es una piedra que se tira al agua y crea ondas y más ondas. Igual que la libertad.

Confieso que me fascina la prosa des-acartonada de Edgardo. Sus narradores tienen una particular forma de contar historias, muchas veces con un humor casi irónico, otras veces con dolor genuino, pero siempre muestran una frescura, una sencillez, una capacidad de, desde la particularidad del mundo del autor, dialogar con el lector, sea cual sea la región de ese lector, que deriva en el maravilloso placer de leer sintiéndose en contacto con el narrador.

También confieso que el sastre y la cebra son mis personajes favoritos. Que, alguna vez, también esperé ese bus. Y que, por las dudas, me cuidaré de las hormigas.

sábado, 10 de agosto de 2013

viernes, 9 de agosto de 2013

Palabras del escritor español, Manuel Navarro, Boris, para Cuentos bajo el Fuego.

Edgardo nos presenta una colección de veintiún relatos cortos sobre temas variados, muy imaginativos y originales. Hay algo fantástico en ellos: encontrar tu mano cercenada al despertar, un tren debajo de la cama, aullar como un lobo en noche de luna llena, un hilo de sangre con que bordar una alfombra mágica, un suicida arrepentido, un clavo en la frente, convertirse en una hormiga… También mucho de la realidad del hombre y sus conflictos; todo ello presentado desde un punto de vista muy particular por la pluma de este escritor salvadoreño, al que he seguido desde hace tiempo en distintos foros literarios y comprobado su magnífica progresión hasta convertirse en el escritor que es hoy.

El trabajo de edición de La tribu es impecable. En nada tiene que envidiar a las ediciones de una editorial convencional.

Enhorabuena a Edgardo Benítez por este excelente trabajo.

martes, 6 de agosto de 2013

Palabras del escritor español Javier, Zoquete, para Cuentos bajo el fuego.

Un fuego surrealista

El escritor, compañero de travesuras varias en el foro literario de La Tribu, ya advierte en el prefacio: “Espero que comprenda las motivaciones que tuve para darme a la tarea de transcribir estas fábulas, que podrían darse por perdidas si no las hubiera rescatado de la hoguera del hombre”.

Bueno, para ser franco, no he llegado a comprender las motivaciones, al menos no de forma enteramente racional, al menos no considerando que nos encontramos ante todo un heterogéneo rosario de historias extrañas, curiosas, difíciles de catalogar.

Me ha seducido, eso sí, la poderosa imagen del fuego, que posiblemente sea la mejor manera de sintetizar el inexistente hilo conductor de los relatos presentados pues, más que un compacto narrativo, nos enfrentamos a ráfagas deshilachadas del gozoso surrealismo del autor, un universo sumamente imaginativo y difícil de predecir.

Al igual que por San Juan me quedo como hipnotizado contemplando las grandes fogatas, así me ha gustado dejarme encandilar por los grandes sucesos descritos por Benítez, sintiendo latigazos de calor, sintiendo ese característico crepitar y aroma a ceniza propios de una quema insensata, descontrolada, ingobernable.

Al igual que sé que las llamas obedecen a ciertas leyes y que existen sin duda reflexiones muy sensatas tras cada uno de los cuentos presentados, en el fondo me encanta pensar que se deben a otro tipo de energías ocultas, tal vez a algún tipo de hechizo, tal vez sean misterios inaprensibles que producen más revuelo en nuestras almas que en nuestro intelecto.

Fijémonos en el inicio de su último relato: “Despertó convertido en una hormiga”. Ya pueden imaginar a qué atenerse. Prepárense bien para abordarlo como merece y así disfrutarlo en auténtica complicidad con el autor.


miércoles, 31 de julio de 2013

Cuentos bajo el fuego

Cuentos bajo el fuego



Cuentos bajo el fuego contiene veintiún relatos breves, que oscilan entre lo real y lo fantástico y conducen a reflexionar sobre la universalidad de la problemática humana. En las historias plasmadas en este libro los personajes son dueños de sus propias vidas; es  por ello que los relatos abordan la realidad de un modo muy particular y caprichoso pero, a la vez, muy serio.
Edgardo Benítez es un escritor salvadoreño que  ha publicado relatos y poemas en diferentes periódicos, revistas y antologías, siendo este su primer volumen de cuentos.
Web del autor: http://pasionporlaverdad-loboherido.blogspot.com
-------ooo-------
El libro se puede adquirir en papel en:
Amazon.es:
Y en pdfen descarga gratuita en:
-------ooo-------
PVP: $5.50 (amazon.com);  €4.00 (amazon.es)
Los beneficios íntegros serán donados
a la Fundación Ademo.
6" x 9" (15.24 x 22.86 cm)
78 páginas
ISBN-13: 978-1491095560 
ISBN-10: 1491095563
-------ooo-------
Editado por Colectivo Literario La Tribu

http://www.latribu11.com

lunes, 29 de julio de 2013

lunes, 17 de junio de 2013

INSOMNIO


Hubo día que te soñé despierto y lo único que recuerdo fue haber escrito este poema, tú sabes como te esperé:

Esperé gota a gota
a que volvieras
—el grifo no perdonaba—,
y dejaba escuchar su mísera tonada
en la rabiosa noche,
reclamaba amor,
y sollozaba tu clara ausencia para soñar juntos,
esperaba que rompieras apasionada esa puerta y
te lanzaras contra mí para terminar con la gana que sentía,
para hacer tuyas mis ansias,
pero tu sombra no surgía para envolverme

Esperé gota a gota
a que volvieras ,
hasta que mis oídos se postraron ante el grifo y sus lánguidas notas

domingo, 9 de junio de 2013

LA MUERTE DE UNA PROSTITUTA



Ayer
te vi marchar por la avenida vacía,
con la lluvia entre tus pies,
cercenando la distancia
que habitábamos,
 las nubladas centellas se adueñaron de tus cabellos húmedos
ungiendo tu frente con misterios
y marcando tu sendero de regreso al mañana,
Ayer
el semejante destino selló su propio destino
te sedujo a prodigar  a la Filosofía
el pudor y la nostalgia,
y a la Física una secuela de prismas y espejos opacos,
todo a cambio de un instante de ojos
 nublados, entristecidos
como la sien del ancestral martirio
Ayer
me inventaste libre en tu aurora,
para seguir tus pasos lentos y heridos,
para arrojar en el que fue nuestro río
unas cuantas lágrimas de más.




viernes, 12 de abril de 2013

Prosofagía 17


Si ya conoces la revista, ¡nada!, ya sabes lo que te espera...


Pero si aún no conoces la revista... entonces merece la pena que te asomes a su contenido, justo en este número, por dos buenas razones:



  1. recoge una selección de otros cuatro números precedentes, como si se tratara de un álbum recopilatorio, ofreciéndote una fiel imagen del tono, estética y contenidos habituales;
  2. si te gusta, podrás pedirla para disponer de un ejemplar en papel, lo cual no suele ser habitual;

Aun hay un motivo extra: este número está repleto de las aportaciones de muchísimos amigos y colegas, lo cual le otorga un vínculo especial, tal vez invisible, pero perceptible.


Prosofagia 17

domingo, 7 de abril de 2013


El día del juicio no durará un día cuando yo muera. No, ¡qué va…!  Mi día del juicio es un tribunal en sesión  permanente en el cual yo mismo soy el juez, el jurado y el verdugo. El juicio es en este instante… Soy yo.

domingo, 10 de marzo de 2013


Platica con un muerto.

   Llegué hasta la casa que habitó mi madre en sus últimos días. He abierto puertas y ventanas, corrido cortinas y desplegado muebles que se encontraban guardados en bodegas cerradas. La capa de polvo sobre el piso era gruesa. Esta casa se encontraba llena de recuerdos y se han contado muchas anécdotas que ocurrieron en los años previos a su fallecimiento.  Eran épocas de inocencia, de rebeldía, bonanza económica y alguna que otra desventura, aunque en realidad  eran tiempos de esperanza para todos los miembros de la familia. Si bien es cierto que mi padre había muerto en la década pasada no había razón para extrañarlo ya que cuando eso ocurrió nosotros apenas éramos unos chiquillos, además, nos había prodigado suficiente colchón económico para afrontar nuestras vidas y nuestro futuro.  Era poco o nada los recuerdos que teníamos de él. Pero con mi madre, sí, esa es otra historia.  He platicado con algunos vecinos que juran haberla visto en días pasados, otros aseguran haber platicado con ella. Lo que ellos no saben es que murió hace un par de años y por las condiciones en que sucumbió, todos, la familia, preferimos no comentar el hecho ya  que es complicado que alguien lo comprenda. Pero en fin, lo que nunca sabrán es que ella aunque muerta, muere como yo muero.

viernes, 15 de febrero de 2013

martes, 12 de febrero de 2013

Del miedo y otras islas



Nuevo recopilatorio de relatos, en el que participo como coautor con el Prólogo de Teresa Dovalpage.


«Con autores de México, España, Argentina y El Salvador como compañeros de navegación, el lector emprenderá el recorrido por un archipiélago de islas desconocidas. Verdad es que algo asustan, ya lo anuncia su título, pero tampoco hay que aterrorizarse en extremo: la colección trae un compás que, a manera de mapa, guiará a los navegantes por esta circunvalación que a menudo se hace a merced de olas enfurecidas.»



Del miedo y otras islas   Antología de cuentos, La Tribu 11, enero de 2013 La Tribu 11  te da la bienvenida a Del miedo y otras islas y agradece tu visita...

domingo, 10 de febrero de 2013

Del miedo y otras islas: Del miedo y otras islas


Este día apareció a la venta "Del miedo y otras islas". Antología de cuentos en la que participo como co-autor con un cuento titulado "El secreto detrás de la puerta"
Los invito a que le den una miradita al blog promocional, y si desean hacer sus pedidos ahí encontraran la forma de hacerlo.

domingo, 27 de enero de 2013


Necroslogía en Amazón

Me complace anunciar que ya está a la venta en AMAZON en formato Kindle, por el precio de 1 euro, "Necroslogía", una interesante recopilación de relatos en el que participo como coautor.
Los beneficios obtenidos con este libro se destinarán a la Fundación Ademo, España, la cual tiene como misión «defender los derechos y mejorar la calidad de vida de todas las personas con discapacidad intelectual"
Los invito a pasar y dar un viaje 
no siempre tétrico, aunque sí inquietante, con alguna que otra sorpresa inesperada...

lunes, 7 de enero de 2013

La Tribu: La Tribu 11




Una invitación a darle una mirada al Blog del colectivo literario al que pertenezco. La Tribu.





 La Tribu 11:  hastag de los mayas:
#por falta de presupuesto se traslada
el fin del mundo al 2014.
Así que a disfrutar de este año, !Feliz Año!

miércoles, 2 de enero de 2013

¡Feliz Año para todos!


¿Que por qué tuve necesidad de beber alcohol y consumir drogas? Porque no me enseñaron a confiar en mi pensamiento. Claro, no creía que una persona pudiera ser feliz solo con el hecho de ser.
Había que haber fiesta, alcohol, cigarrillos.
Buscaba causas afuera, necesitaba de algo, algo que me hiciera sentir bien. Por eso los estadios se mantienen abarrotados, la gente necesita "Distraerse", en las iglesias, en el alcohol. Por eso se ve tanta gente obesa, comen para distraerse, no para alimentarse.
Claro, ahora lo sé, no necesito todo eso.
Hoy comprendo que las religiones, el alcohol, le dan un poco de calma, pero el problema continúa, siempre que pasa el efecto del acto litúrgico, el efecto del alcohol, todo vuelve a la normalidad, como antes estaba. Por eso vislumbro a la gente saliendo del culto religioso o al día siguiente de goma, volviendo a vivir de igual manera que antes. De nada les sirve.
Hoy lo comprendo, el alcohol, las drogas, el tabaco, la glotonería, las usé para calamar mi incapacidad de ser feliz por medio de mi pensamiento. Ahora, que pasa el tiempo, le doy más crédito a mi manera de pensar. No sé de cuantas enfermedades me he salvado de padecer, ya que entiendo que por contar con un pensamiento que depende de los factores externos es propenso para contraer enfermedades como el cáncer, ya alguien dijo el ser humano no vive, se suicida.
Gracias a Ustedes que me ayudan a comprender estas cosas, ya basta de Aspirinas para vivir.
¡Feliz Año para todos!